La Firma

La firma

Qué hacemos

Sássola Partners somos una firma especializada en buscar, analizar e identificar a los mejores gestores para cada clase de activo y mercado y ofrecer la manera más eficiente y personalizada para que estos profesionales gestionen las inversiones de nuestros clientes. Nuestra firma es fruto de la convicción de que el sector de la gestión patrimonial necesita hacer las cosas de manera diferente y por eso hemos eliminado, de verdad, toda posibilidad de conflicto de interés con nuestros clientes. Además, hemos articulado una forma de trabajar para que encuentren la protección regulatoria necesaria y la máxima seguridad en la gestión de su patrimonio. Primero accedemos a la opinión que de los mercados y las perspectivas de los activos tienen los analistas con mejor reputación de la industria para posteriormente elegir a los mejores gestores de cada categoría y configurar así la cartera mejor posicionada para la evolución esperada de los mercados. Cómo lo hacemos

Cómo lo hacemos

Actualmente, los inversores pueden acceder a cualquier mercado del mundo y además, hacerlo de la mano del mejor gestor. Tratar de competir y superar el valor que generan las sociedades gestoras con más recursos y más experiencia, no es eficiente y no aporta valor. Por eso utilizamos las mejores casas de análisis financiero multigestor del mundo, y lo complementamos con el trabajo de los analistas de las más prestigiosas firmas de gestión del mercado. Procesamos y analizamos toda esa información para confeccionar una opinión acerca de la previsible evolución de mercados de valores, bonos, commodities y divisas. Posteriormente, seleccionamos los mejores gestores de cada clase de activos y los monitorizamos a diario para poder recomendar a nuestros clientes la cartera más adecuada en términos de rentabilidad, riesgo y objetivos personales de cada uno. El cliente por su parte, elige la entidad que más confianza le genere para que, bajo nuestra supervisión, ejecute y administre la estrategia. Sin comisiones ocultas, sin intereses cruzados y sin sorpresas.